Trabajadores al Poder
Trabajadores al Poder
 

 
Trabajadores al Poder
Debate Marxista
Economia Marxista
Cuestión sobre el monopolio
La clase obrera hoy
Teoría Leninista Del Partido
34 anos del golpe , un nuevo aniversario,el mismo enemigo
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
"La liberación de los trabajadores, será obra de los propios trabajadores"

Karl Mark

¿Quienes Somos Y Por Que Luchamos?
Para los que revindicamos y luchamos por el socialismo científico y el Marxismo como teoría y guía para la acción, sin lugar a dudas no soplan vientos favorables en el actual momento histórico. La crisis que sacudió a la izquierda con la caída del muro de Berlín, aunque muchas organizaciones siguen negándose a reconocerla y dan vuelta de pagina, mostrando un grado de desorientación política e ideológica hasta entonces nunca visto.

Nuestra organización es producto, en parte, de esa crisis. Desde nuestra constitución como Lucha Socialista de los Trabajadores, intentamos aportar al debate en la necesidad de:

A) Reconocer la centralidad y dominación de la contradicción capital – trabajo. La internacionalización caída vez mayor del capital nos muestra con claridad que la principal contradicción es, por un lado el capital, la burguesía, dueña de todos los medios para producir, y por otro lado el trabajo la clase trabajadora, quien no posee mas que su fuerza de trabajo la que debe poner en venta para poder subsistir.

B) Concebir al estado como representante del capital “en general”, cuya misión es garantizar las condiciones políticas, jurídicas e instituciones de la explotación capitalista .

C) Superar las concepciones burocráticas y estatistas del llamado “socialismo nacional” o “socialismo real”. Revindicamos la democracia de los consejos de trabajadores y populares como base para el inicio de una futura reorganización social.

D) Lo anterior se sustenta en la reivindicación de un método de organización basado en la democracia interna, la libertad de critica y discusión, la militancia conciente, la reivindicación de teoría y su unidad con la práctica revolucionaria. En síntesis, la critica y superación de la metodología estalinista.

Al mismo tiempo, evaluamos la situación de la clase trabajadora como desfavorable frente a la ofensiva del capital. Salarios miserables¹, solo 10% de clase trabajadora esta sindicalizada o en condiciones de trabajo precarizadas o bajo subcontratos, fragmentación y retroceso en la conciencia del proletariado, son algunas expresiones de la situación en la que se encuentra los trabajadores y sectores populares.

En este sentido, todo pequeño aporte a la lucha, que fortalezca a nuestra clase, debe ser revalorizada a la luz de estas circunstancias.

La necesidad de poner en la calle este escrito, ¿quienes somos y por que luchamos? Es aportar a la resistencia que cotidianamente surge desde abajo, para que se extienda y fortalezca. Y al mismo tiempo, pretendemos poner en discusión elementos críticos al sistema, tratando de mostrar la raíz de nuestros males, que no es otra cosa que la explotación del hombre por el hombre.

Ricos cada vez más ricos, y pobres cada vez más pobres. ² Y una lógica económica y política que lleva a la maximización de la ganancia empresarial por sobre todas las cosas. A la lucha por cambiar esta realidad queremos aportar nuestro granito de arena ala lucha de clase en Chile nuestros materiales están abiertos al aporte de la critica constructiva en la esencia de la dialéctica viva.

Notas

1 El salario mínimo de 144 mil pesos, lo ganan unos 5 millones y medio de trabajadores en Chile

2 El Banco Mundial dio la cifra: el 10% más rico del país consume y tiene ingresos 40 veces superiores al 10% más pobre. Con esto, y después de tres periodos de la Concertación, Chile se sitúa entre los 15 países mas desiguales del mundo según el programa de desarrollo Humano (PNUD) de 2005.





Recomposición Embrionaria del
Movimiento de Trabajadores
Y Acumulación de Capital

Acompañando la mejora económica, los trabajadores hemos salido a luchar por aumentos de salarios, contra las malas condiciones laborales. Los Obreros subcontratista-Codelco, transportes-Subus, SENAME, Forestal Arauco, Easy, por nombrar algunos gremios, han logrado importantes avances saláriales y mejores condiciones laborales. Por diversas razones, se han, ampliado los márgenes para la lucha sindical. Se percibe en algunas ramas productivas otra actitud de los asalariados en los lugares de trabajo. A diferencia de lo que ocurría en la de cada del 90, a los empresarios ya no le resulta tan sencillo imponer sus decisiones. Los trabajadores oponen una resistencia mas firme.

Las mayores posibilidades para la actividad sindical y reivindicativa están siendo aprovechadas por un sector del movimiento obrero. Un numero importante de trabajares ha llevado adelante medidas de lucha de variada envergadura Embotelladota-ANDINA, ARAUCO, SENAME, CONTRATISTAS de CODELCO. En esas luchas, surgen nuevos compañeros que se incorporan al trabajo organizativo. Asoma una nueva generación sindical. Compañeros/as que tienen poca o ninguna experiencia previa, se incorporan al movimiento con la consigna igual trabajo igual salario. Es decir, se percibe regeneración de las fuerzas obreras. Recordemos que el retroceso de la década pasada fue inmenso, todavía es mucho el camino que falta recorrer. Sin embargo, el creciente -aunque embrionario- proceso de la clase trabajadora, es un dato muy alentador.

La otra cara de la moneda es el crecimiento económico, bajo el alero del cobre en el cual se sustenta la Concertación para mantener el apoyo de un sector importante de la población, solo en el 2006 Codelco que administra el 30% de la producción del cobre aportó al país 9.215 millones de dólares, mientras las empresas trasnacionales que administran el 70% de la producción obtuvo ganancias de 20.000 millones de dólares. El empresariado sigue acumulando enormes fortunas, solo el holding de propiedad Horst Paulmann (que obtuvo la nacionalidad chilena por especial gracia hace unos meses con el consenso de la Derecha y la Concertación) vendió 1.524 millones de dólares en el primer trimestre de este año, 15,7 por ciento más que igual periodo de 2006.

Es cierto, el consenso del cual goza el gobierno no se traduce en un apoyo activo. Sin embargo, no deja de ser significativo. En la gran mayoría de los casos, los explotados no brindan un respaldo entusiasta al gobierno burgués de turno, mas bien lo padecen. Y eso es más que suficiente para que la clase dominante se perpetúe en el poder.

Entonces, tiene lugar dos fenómenos de manera simultánea y paralela. Por una parte, el gobierno burgués se encuentra “sólido” y recibe el respaldo de una franja importante de explotados que mantiene expectativas en su gestión. Al mismo tiempo, por debajo, ha comenzado un incipiente proceso de recomposición del movimiento del obrero. Ambas circunstancias se están produciendo, al mismo tiempo.

Esta situación presenta importantes desafíos para los trabajadores en general y el activismo obrero en particular. Debemos seguir impulsando el fortalecimiento de la clase proletaria, sabiendo que una gran parte confía aún en el gobierno de la Concertación. La tarea principal continúa siendo acompañar las luchas que viene desarrollando la clase trabajadora por mejoras saláriales y condiciones de trabajo dignas. En ese camino, debemos favorecer la más amplia unidad de acción, con todos aquellos compañeros y organizaciones que coincidan en apoyar los justos reclamos obreros/as, sin ningún tipo de sectarismo. Debemos subordinar los desacuerdos políticos al objetivo de mucha mayor importancia que consiste en la recomposición del movimiento de los trabajadores.

El gobierno burgués de la Concertación, tarde o temprano entrará en crisis o será reemplazado por otro. Lo que permanece es la clase trabajadora, hacia ella debemos volcar nuestros mayores esfuerzos para que aproveche las actuales circunstancias para fortalecerse. Se deben dejar de lado las mezquindades parcelarias, para favorecer ese objetivo. La recomposición de la clase trabajadora se encuentra en marcha. Apuntalemos ese proceso.


“La gran industria concentra en un mismo sitio a una cantidad de personas que no se conocen entre si. La competencia divide a sus intereses. Pero la defensa del salario, este interés común a todos ellos frente a su patrono, los une en una idea común de resistencia: la coalición. Por lo tanto, la coalición persigue siempre una doble finalidad: acabar con la competencia entre los obreros para poder hacer una competencia general a los capitalistas. Si el primer fin de la resistencia se reducía a la defensa del salario, después, a medida que los capitalistas se asocian a su vez movidos por la idea de la represión, las coaliciones, en un principio aisladas, forman grupos, y la defensa por los obreros, de sus asociaciones frente al capital, siempre unido, acaba siendo para ellos más necesaria que la defensa del salario.”
Carlos Marx, Miseria de la Filosofía.

Declaración pública de "Lucha Socialista de los Trabajadores"
09-07-2007

Para comunicarse con nosotros escríbanos al correo electrónico:

el__manifiesto@hotmail.com
elmanifiesto@galeon.com
imagen